El pago con cargo a la factura del móvil despega en España

Los clientes de Alsa, e-park y Google Play ya pueden pagar con cargo a...

Los clientes de Alsa, e-park y Google Play ya pueden pagar con cargo a la factura del móvil.Dreamstime

JAVIER G. FERNÁNDEZ MADRID @JGF92

Se multiplican en España los servicios y plataformas que permiten abonar las compras online a través de las operadoras de telefonía.

La enésima revolución de los medios de pago tiene a las operadoras de telecomunicaciones como protagonistas. Se trata del conocido como carrier billing, una nueva solución que permite a los usuarios abonar sus compras online con cargo a la factura de su operador de telefonía, y que comienza a dar sus primeros pasos en España.

Su funcionamiento es sencillo y permite que con sólo introducir el número de teléfono móvil a la hora de pagar, el cliente pueda cargar directamente el importe de sus cibercompras bien a la factura de su operador o bien descontarse el saldo de su tarjeta prepago. “La ventaja que tiene es que no es necesario que el usuario introduzca sus datos bancarios, basta con que introduzca su número de teléfono”, explica Fernando González Mesones, director de operaciones globales de DoCoMo.

La operadora japonesa es una de las primeras empresas que ha apostado por trasladar a España esta modalidad de pago que triunfa en el país asiático, donde permite pagar en cafeterías como Starbucks y abonar las suscripciones a Amazon o Netflix. “En Japón, el porcentaje de personas que paga a través del carrier billing en Internet es más del doble del que lo hace con tarjeta”, señala González Mesones, que añade: “Creemos que su potencial en Europa es muy grande y que puede protagonizar la tercera oleada de los medios de pago”.

La compañía de transportes Alsa ha sido una de las primeras en incorporar este novedoso sistema de pago que posibilita que los usuarios puedan adquirir su billete de autobús a través de Internet y cargar el importe a la factura de su operadora (Movistar, Vodafone u Orange). Otra empresa que ofrece este servicio a sus clientes es la aplicación de aparcamiento e-park que, con medio millón de usuarios, es la solución para recargar el parquímetro más utilizada en España. El carrier billing también está habilitado para abonar los pequeños pagos que se realizan a través de la tienda de aplicaciones Google Play.

COOWRY

Con la misma filosofía, aunque con un funcionamiento un poco distinto, la start up Coowry, fundada por los españoles David Moreno y Carlos Heredia, aspira a hacerse un hueco en el superpoblado ecosistema de los medios de pago.

“Lo que hacemos es facturar a la tarifa móvil del cliente, en este sentido la experiencia de uso es la misma, pero en nuestro caso la operadora se queda todo el dinero y lo que recibe la empresa es crédito telefónico”, explica Moreno. Los mercados principales en los que operan son Indonesia, Filipinas y Malasia, donde los índices de bancarización son bajos pero la penetración de los teléfonos móviles es muy alta.

En España, Coowry, que acaba de cerrar una ronda de financiación de un millón de euros, está en conversaciones con las principales empresas de telecomunicaciones. “Aquí los comercios más interesados con los que venden contenidos digitales como los medios de comunicación, las empresas de apps y los juegos móviles”, apunta su fundador. ¿El motivo? El importe de los productos es bajo -el límite de los pagos en Coowry es de diez euros- y el ratio de abandono en los pagos muy elevado. “Las conversiones con el móvil son hasta siete veces mayores que con la tarjeta de crédito”, concluye Moreno.

ALSA

La empresa de transporte de viajeros por carretera introdujo en 2015 la posibilidad de que los clientes que compran sus billetes a través de Internet puedan abonar el importe con cargo a su factura de teléfono. Para ello, Alsa llegó a un acuerdo con el grupo japonés DoCoMo. La solución está disponible a través de la web de Alsa y de las aplicaciones para iOS y Android. Además, no es necesario introducir ningún otro dato más allá del número de teléfono.

GOOGLE PLAY

Según un estudio de DoCoMo, las operadoras podrían ingresar alrededor de 126.000 millones de euros en 2020 provenientes del comercio electrónico móvil si se superan las actuales barreras para el pago a través de la factura. En este sentido, las empresas de telecomunicaciones ponen como ejemplo de éxito el caso de Google Play, la tienda de aplicaciones del buscador, que ya permite realizar micropagos con cargo a la factura.

E-PARK

Con medio millón de usuarios y 12,5 millones de tickets gestionados al año, e-park es la aplicación para pagar el estacionamiento más usada en España. Y, desde hace un par de semanas, es también la primera app de Europa en ofrecer a sus usuarios la posibilidad de abonar el importe del parquímetros con cargo a la factura telefónica. El servicio amplía la potencial base de usuarios de la aplicación a aquellos que no están bancarizados o carecen de tarjetas.

A %d blogueros les gusta esto: