Barcelona destina 5 millones a rehabilitar viviendas a cambio de congelar el precio del alquiler

El paquete de medidas que está creando el Ayuntamiento de Barcelona en torno a la vivienda se amplía. Desde ayer los barceloneses pueden pedir hasta 20.000 euros al Consistorio para rehabilitar el interior de su vivienda. Pero con dos condiciones: el propietario no podrá subir el precio del piso los dos años posteriores a la reforma y, en la selección de pisos que reciban ayuda, priorizarán aquellos situados en barrios vulnerables. Esta primera convocatoria supondrá 5 millones del erario público.

La teniente alcalde y regidora de Urbanismo, Janet Sanz, acompañada del regidor de Vivienda, Josep Mª Montaner, presentó ayer las ayudas destinadas a rehabilitar el interior de las viviendas, dentro del marco del Plan de Derecho a la Vivienda 2016-2025 para garantizar el derecho a la habitabilidad. “Esta medida se crea, principalmente, en clave para evitar la expulsión de los vecinos de su barrio y el compromiso del propietario a no incrementar el precio del piso”, ha recalcado Sanz en la presentación. “Solo pedimos que no especulen con el piso gracias a la ayuda”, ha remarcado.

Otra de las razones primordiales por la que el Ayuntamiento crea esta partida es por la mejora energética de las casas. “Muchas familias no tienen acceso al consumo energético eficiente y con estas ayudas trabajamos para abaratar los costes para esos hogares más vulnerables”, ha explicado la teniente alcalde. Además, ha celebrado la colaboración de los administradores de fincas en la creación de esta partida presupuestaria, “es una manera de generar confianza y mejorar el vínculo”, ha aplaudido Montaner, por su parte.

Según los datos aportados por el Colegio de Arquitectos de Cataluña, que han contribuido en los aspectos prioritarios para diseñar esta convocatoria, en Europa el número de rehabilitaciones de viviendas está en torno al 1,5% de media (aproximadamente, cada 50 años de construcción), mientras que en España ese ratio no llega al 0,9%. Es decir, prevalece derribarlo antes que renovar el parque existente. Cataluña cuenta con 4 millones de viviendas existentes y con estas ayudas se pretende “consolidar la ciudad con el parque existente antes de seguir construyendo”, han explicado voces del Colegio en la presentación.

Los 5 millones de euros que se destinarán para estas ayudas se incluyen dentro de los 46 millones que este gobierno ha destinado a más medidas de rehabilitación para sanear el parque de viviendas de Barcelona. También podrán acceder a la prestación aquellos que quieran ceder su piso vacío a la bolsa de alquiler público del programa ‘Tu tens la clau’. “En los últimos cuatro años hemos pasado de 25 millones a 46,6 millones de euros para mejorar la vivienda ya construida“, ha recordado Sanz.

Estas ayudas se podrán solicitar hasta el 31 de diciembre de 2017 y se suma a las ayudas de rehabilitación estructural de fincas ya vigente desde marzo de este año, en las que la administración facilitaba el acceso a la mejor energética, instalación de ascensores o la supresión de barreras arquitectónicas en fincas antiguas.

Para acceder a ella se mantiene el baremo que favorecerá a las familias con las rentas más bajas con tal de que puedan mejorar las condiciones de habitabilidad, aunque “la intención es poder extenderlo a todos los barrios sin distinción en un futuro”, ha declarado Sanz. De momento, hay cinco zonas donde el porcentaje de ayudas será superior. Estas son, El Turó de la Peira, Ciutat Meridiana y Canyelles (Nou Barris), Can Clos (Sants – Montjuïc), Ciutat Vella (calles Robador y Sant Ramon) y la manzana eficiente delimitada por las calles Viladomat, Gran Via, Calàbria y Diputació (Eixample).

A %d blogueros les gusta esto: